La larga primavera de 1936, los cinco meses que van del 19 de febrero, en que se ponía en marcha el gobierno del Frente Popular, y el 17 de julio, constituye el periodo más complejo y decisivo de España durante la Segunda República. Fueron cinco meses, los que van entre las elecciones de febrero y el golpe de Estado de julio, en los que se decidió el futuro de la República. Nada estaba escrito o determinado en 1936; ni la guerra, ni la violencia, ni el éxito o el fracaso de la República. Nada estaba determinado, tampoco el comportamiento de los que optaron voluntariamente por la violencia que fue lo que hizo fracasar a la República.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *