“A pesar de todo, sigo creyendo en la justicia de mi país”, sentenció Pedro Sánchez el pasado miércoles en el Congreso. Fueron sus últimas palabras en público, ante los líderes de PP y Vox, Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal, respectivamente, a los que acusa de haber puesto en marcha la “máquina del fango”. Después, dejó en ‘shock’ a medio país con su decisión de “parar y reflexionar” si le merecía la pena seguir en el cargo. A menos de 24 horas de que el presidente del Gobierno anuncie su decisión, un par de miles de ciudadanos están recorriendo el escaso kilómetro que separa la estación de Atocha del Congreso en un último llamamiento al líder del PSOE a resistir.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *